Esfuerzos para preservar el patrimonio de la Isla de Pascua

Todos conocemos a la Isla de Pascua, también llamada Rapa Nui en su idioma original, por sus maravillosos y misteriosos monolitos hechos de roca volcánica hace más de 500 años, los moáis. La Unesco declaró en 1994 el Parque Nacional Rapa Nui como patrimonio de la humanidad debido a su trascendencia desde el punto de vista cultural y desde ahí que esta localidad se ha abierto a los turistas con alojamientos que generalmente están llenos.

Sin embargo, como sucede con todos los sitios que sirven de alojamiento para cientos de turistas de todo el mundo durante todo el año, el deterioro de los espacios puede avanzar progresivamente si no se toman las medidas necesarias.

patrimonio de la Isla de PascuaTeniendo en cuenta lo anterior, las autoridades del Parque Nacional Rapa Nui han decidido redoblar sus esfuerzos en materia de conservación, aumentando en los últimos meses de 15 a 30 el número de guardaparques encargados de guiar a los turistas y proteger el patrimonio. Especial cuidado requieren tanto los moais como los petroglifos que los turistas pueden confundir fácilmente con rocas comunes.

La Corporación Nacional Forestal de Chile se encarga de proteger las locaciones más emblemáticas, mientras que los guardaparques se dedican a informar constantemente a los visitantes, enseñarles las normas y otorgarles los mapas con las indicaciones para proteger el patrimonio. Su principal labor es educar al turista para que tenga consciencia de que la isla contiene los restos más importantes de la cultura polinésica.

Otro de los principales problemas son los incendios, los cuales pueden llegar a disminuir hasta en unos 200 años la duración de los moais, muchos de ellos causados por elementos introducidos por turistas. Hay que destacar también que los 1.047 monolitos de piedra se encuentran a la intemperie y sufren los daños ocasionados por la erosión y la vegetación. Teniendo en cuenta esto, han aumentado las labores de limpieza y remoción de líquenes y otros elementos que acelerarían el deterioro de las preciadas piezas.

En los últimos años también organizaciones de conservación marina han hecho un llamado sobre los daños ocasionados por la sobrepesca y la pesca industrial a los ecosistemas marinos de la isla, proponen crear áreas marinas protegidas que excluyan la pesca industrial para conservar las especies allí presentes. Es evidente que en los últimos años se ha tomado mucha más conciencia sobre la protección del patrimonio humano y natural, y en la Isla de Pascua parecen estar tomando las medidas necesarias. Todo para que los alojamientos no se vacíen y siga siendo uno de los atractivos turísticos más relevantes del país y del continente.

, , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Current day month ye@r *

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes